CONSEJOS, PLANTAS Y OTRAS




Importancia de la vitamina D



Se puede considerar la Vitamina D como la Vitamina solar o del SOL. Esta Vitamina se activa gracias a los rayos UVB Haciendo que la piel transforme el 7-dehidrocolesterol en Vitamina D-3.
Como consecuencia de la protección que tomamos frente al sol tenemos en la actualidad una grave carencia de esta vitamina, pues los aportes nutricionales no contrarrestan suficientemente la necesidad orgánica de esta Vitamina.

Efectos de la Vitamina D sobre nuestro organismo

  1. La Vitamina D es esencial para el buen funcionamiento y desarrollo del sistema esquelético tanto en los niños como en los adultos. La carencia de esta Vitamina produce osteoporosis, raquitismo, retraso del crecimiento infantil, osteopenia entre otros.
  2. Estimula el sistema immune del organismo favoreciendo a enfermedades autoimmunes.
  3. Puede disminuir el riesgo de cancer. Parece ser que influye sobre la proliferación celular y su control
  4. Mejora el sistema cardio vascular.
  5. Mejor el dolor crónico a nivel muscular mejorando La fibromialgia, neuropatias, dolores de espalda, migrañas. etc..


Fuentes nutricionales de la vitamina D

En pocos alimentos encontramos presencia de de esta vitamina y no es suficiente la cantidad quye se nos aporta.
  1. Pescados grasos como puede ser el salmón, atún, caballa.
  2. Hígado de ternera, yemas de huevo, quesos.
  3. Los champiñones o otras setas.

Efectos secundarios por exceso de Vitamina D

El exceso de vitamina D es que a nivel intestinal absorvemos demasiado calcio, formando cálculos renales, problemas renales, cardiacos y de los pulmones.


Consejos

Tomar el sol durante 15 minutos tres veces a la semana sin protección solar, es suficiente. Sino queremos tener problemas en la piel debemos escoger la primera hora del día o esperar 30 minutos antes de la puesta de sol.
El sol debe  tocarnos en la cara, los brazos, la espalda y las piernas.
En épocas de invierno podemos tomar suplementos, pues existen varias marcas comerciales, aquí os dejo una: 
 Laboratorio Nutergia (ERGY D) 1 GOTA AL DIA






Dieta lácteo-ovo-vegetariana




La dieta lacto-ovo-vegetariana no es un régimen que ayuda a la pérdida de peso.  En la  dieta lacto-ovo-vegetariana, se suprime la ingesta de carnes y pescados, para comer preferentemente vegetales, frutas, proteína vegetal (como el tofo, seitan y las leguminosas)


La dieta lacto-ovo-vegetariana complementa vegetales con huevos, leche y sus derivados. Los beneficios de la dieta lacto-ovo-vegetariana son prevenir  enfermedades digestivas y problemas de colesterol.

Para no ganar peso mientras se realiza la dieta lacto-ovo-vegetariana se debe priorizar el consumo de vegetales y frutas antes que carbohidratos.

A continuación te presentamos tres menús de la dieta lacto-ovo-vegetariana:


Menú #1

-Desayuno: jugo de naranja u otra fruta, 1 rodaja de queso , 2 tostadas integrales, café o té con leche descremada

-Media mañana: agua aromática sin azúcar con 4 galletas dulces

-Comida: porción mediana de arroz integral, porción grande de ensalada mixta, porción mediana de lentejas con queso rallado y de postre yogurd.

-Media tarde: café con crema de leche, pan integral pequeño

-Cena: pizza de champiñones

Menú #2

-Desayuno: Café con leche descremada, zumo de fruta, galletas integrales o también cereales con leche descremada

-Media mañana: limonada sin azúcar

-Comida: porción mediana de verduras al estilo oriental, porción de tofu, ½ manzana asada con pasas o cualquier fruta del tiempo

Media tarde: jugo natural sin azúcar

-Cena: sopa de verduras, ensalada con frutos secos, queso, aliñada con miel y vinagre de módena y aceite


Menú #3

-Desayuno: 1 mango pequeño, 6 fresas picadas, 3 cucharadas de cereal de avena o salvado y un vasito de yogurt sin azúcar

-Media mañana: 3 galletas , agua aromática o café sin azúcar

-Comida: tortilla de verduras con queso, plátano, jugo natural

-Media tarde: un bocadillo de pan integral, 1 rodaja de queso manchego o tierno

-Cena: patata grande al horno rellena con brócoli y queso, porción mediana de ensalada de frutas, té de frutas o agua aromática
 




Té de kukicha


El té de Kukicha o té de tres años, es de origen Japonés a base de ramitas y los tallos de (Camellia sinensis).

La principal propiedad de este té y por esto lo proponemos en Qualitat Vital es que tiene efectos beneficiosos para la salud y apenas contiene teína.


Propiedades del te de Kukicha
Altos efectos alcalinizantes, ayuda a alcalinizar los tejidos y los líquidos del cuerpo previniendo la acidez de cuerpo responsable de enfermedades como envejecimiento prematuro, problemas en nuestro sistema inmune, dolores articulares, problemas urinarios, entre otras cosas. Se a demostrado que en un medio alcalino las células tumorales no pueden reproducirse.
Tiene propiedades remineralizantes aportando calcio, cobre, fluor,...
Contiene Vit B,A,C. Flavonoides (que son potentes anticancerosos) y catequinas (que son antioxidantes responsables de eliminar los radicales libres).




Como prepara el té de Kukicha.


Es tan sencillo como hervir el agua y dejarla reposar un poco, añadir las ramitas dejando el té unos tres minutos antes de servirlo en la taza.

Que te aprobeche.



DIETA DEPURATIVA

 


Las dietas funcionan durante un breve periodo de tiempo y para que su efecto sea duradero se debe combinar con el ejercicio físico. Durante este periodo se puede excluir de la dieta la carne, el pescado, los lácteos, café, tabaco y excitantes y cualquier alimento refinado.
Las monodietas a base de fruta, zumos y caldos de verduras también son de gran ayuda. Dentro de las frutas destacaríamos las manzanas, las cerezas, las fresas, las uvas, las piñas, los pomelos, las papayas y los nísperos. Entre las verduras, las alcachofas, los cardos, la cebolla, escarolas y rábanos. Una cura depurativa conviene hacerla siempre bajo la supervisión de un médico o terapeuta naturista para la interpretación de sus síntomas.
Una dieta ideal para perder peso progresivamente y renovar el organismo implica seguir un régimen especial dos días a la semana durante un mes y completar el resto de la semana con una dieta de mantenimiento que ayudará a estabilizar el organismo.





DIETA

Menú para realizar dos días a la semana durante un mes:


Comida:
- Puré de verduras o ensalada variada.
- 1 taza de infusión depurativa.
- 1 taza de caldo.
- 200g de queso fresco, requesón o yogur desnatado.


Cena:
- Puré de verduras o ensalada variada.
- 1 taza de caldo.
- 200g de fruta fresca.






Menú para el resto de la semana:
Los siguientes alimentos ligeros y variados te ayudarán a configurar el menú en 2 platos y postres:
Verduras (ensaladas o cocidas): lechuga, endivia, espárragos, tomates, pepino, apio, cebolla, berro, pimiento, calabacín, ajo, judías verdes, perejil, col, alcachofas, espinacas y acelgas.
Carnes (1 ración al día): pollo, pavo, ternera o conejo.
Pescados (1 ración al día): lenguado, rape, merluza, gallo, bacalao, calamar, sepia, atún y boquerón.
Frutas (2 o 3 piezas al día): piña, manzana, melón, naranja, pera, pomelo, fresones y fresas.
Lácteos (3 raciones al día): queso fresco, yogur y leche.
Legumbres (1 o 2 raciones a la semana): lentejas, garbanzos, alubias y soja.
Huevos (2 a la semana): revueltos, duros, pasados por agua, en tortilla a la francesa.
Bebidas: agua, zumos, licuados, infusiones y vino (máximo 1 copa al día, si no es posible eliminarlo de la dieta).


Desayunos y meriendas:
Desayunos: frutas, zumos e integrales. Café descafeinado y leche desnatada.
Meriendas: infusión depurativa. Puedes tomar yogur desnatado con cereales integrales, galletas también integrales o fruta fresca.

Recomendaciones:
- No tomar café ni bebidas alcohólicas.
- Tomar al menos 2 litros de agua al día para estimular la función renal y favorecer la eliminación de líquidos.
- Sustituye el azúcar blanco por el moreno o la miel.
- Sustituye el pan blanco por el integral.
- Toma al menos una infusión depurativa al día.
- No mezclar frutas ácidas con frutas dulces.
- Tomar zumos recién exprimidos e ingerirlos a pequeños sorbos.
- El mismo día puedes tomar zumo de frutas variadas o de un solo tipo.



 





CARDO MARIANO (silybum marianum) 

Las propiedades se deriban de la silibinina sustancia presente en las semillas. 

Esta planta desintoxica y protege al hígado, a la vez que lo desinflama. 

El cardo mariano y el hígado 

El Cardo mariano limpia y regenera las células hepaticas. Esta protección es crucial para la eliminación de venenos biológicos. 

Situado en el costado derecho del abdomen superior, el hígado posee muchas tareas, incluyendo la de convertir partículas de comidas en grasas, carbohidratos y proteínas y participando de la regulación y almacenamiento de la glucosa. 

El hígado Reserva la sangre y la flitra, eliminando las sustancias dañinas que se encuentran en este fluido.Eliminar estas sustancias dañinas es una tarea peligrosa porque si no son desactivadas y curadas rápidamente el hígado puede dañarse. El cardo mariano previene que esto pase de diferentes maneras: 

Protege al hígado de las sustancias dañinas 

Esta planta resguarda al hígado de drogas como el alcohol y hongos venenosos, como también de las drogas usadas en quimioterapia u otras sustancias perjudiciales. 

Una de las maneras de proteger el hígado que tiene esta planta es estimulando la producción de una sustancia llamada “glutatión”, que desintoxica a las células vivas. Diversos estudios realizados en animales mostraron que el cardo mariano promueve el incremento de esta sustancia en un 35% en el hígado, en el estómago y en los intestinos. Además esta planta altera las membranas exteriores de las células vivas, haciéndolas más fuertes para que las toxinas no ingresen en ellas. 

Mantiene el flujo biliar 

La bilis ayuda a expulsar las toxinas desactivadas a través de las heces. Las obstrucciones biliares pueden inducir a una ictericia (color amarillento de la piel por la presencia biliar anormal). Lo que hace esta planta es ayudar a proteger al hígado inhibiendo la producción de las sustancias llamadas leucotrienos, que promueven la colestasis (“estancamiento” de la bilis). 

Protección contra los daños causados por el exceso de alcohol 

El cardo mariano interfiere en el desarrollo de la cirrosis y elimina el tejido anómalo que acompaña al daño hepático de origen alcohólico. 

Reduce el exceso de hierro en el cuerpo 

El exceso de hierro en el cuerpo puede provocar daños en el hígado. Esta planta medicinal actúa como un antioxidante, ayudando y protegiendo al hígado contra los daños resultantes. 

Además ayuda a eliminar el hierro de la sangre, mediante la defecación. 

Regenera los tejidos del hígado 

El cardo mariano fomenta la producción de proteínas en las células del hígado, estimulando el crecimiento de células nuevas y permitiendo que las dañadas se regeneren. 

El debilitamiento del hígado, debido a la acumulación de sustancias toxicas en él y en el resto del cuerpo, puede traer problemas al sistema inmunológico. 

Ayudando a mantener al hígado saludable y fuerte esta planta mantiene saludable a todo el cuerpo. 

Poder antioxidante 

Esta hierba combate el estrés oxidativo y el daño provocado por los radicales libres, que pueden debilitar y destruir células en todo el cuerpo. 

Además estimula la actividad de otros antioxidantes.





Vitamina C






Según el Doctor Linus Puling, dos veces premio Nobel y creador de la medicina ortomolecular, la toma correcta de vitamina C disminuiría un 50% la incidencia de enfermedades de cualquier etiología ya que es la deficiencia que más afecta a todo el organismo.
Esta vitamina también denominada ácido ascórbico, favorece la salud en general ,combate la acidosis y forma junto a la vitamina E y al beta-caroteno (Pro-vitamina A) el trío de los grandes antioxidantes que pone a nuestra disposición la naturaleza para nuetralizar la acción de los radicales libres.
Pertenece junto con las vitaminas B al grupo de las vitaminas hidrosolubles, es decir es soluble en agua.
Funciones:
La vitamina C interviene en el mantenimiento de huesos, dientes y vasos sanguíneos por ser buena para la formación y mantenimiento del colágeno.
Acelera la cicatrización en fracturas óseas tomada junto al calcio.
Protege de la oxidación a la vitamina A y vitamina E, como así también a algunos compuestos del complejo B (tiamina, riboflavina, acido fólico y acido pantoténico).
Junto a la vitamina E y A, una gran antioxidante, evita el envejecimiento y la degeneración de las células al neutralizar los radicales libres (células desequilibradas que se encargan de destruir a las sanas).
Desarrolla acciones anti-infecciosas y antitóxicas
Ayuda a la absorción del hierro no hémico en el organismo.
Necesaria para la metabolización de las grasas, por lo que se le atribuye el poder de reducir colesterol al evitar la adherencia de grumos de colesterol y grasa en los vasos sanguíneos , fortaleciendo las paredes y protegiéndolas de roturas y hemorragias internas.
Investigaciones han demostrado que una alimentación rica en vitamina C ofrece una protección añadida contra todo tipo de cánceres.
Mejora la cicatrización de heridas, alivio de encías sangrantes, reducción del efecto de muchas sustancias productoras de alergias.
Mantiene la estructura de tendones, ligamentos, huesos y cartílagos (llamado tejido conectivo), por esta razón ayuda eficazmente en la artrosis y la artritis.
Prevención del resfrío común, gripes, catarros y estados febriles.Fortalecimiento de las defensas de nuestro organismo.Disminuye de un 20 a 30 % la duración e intensidad de las enfermedades del frío.
Protege de la contaminación y de los efectos negativos del humo del cigarrillo. Un cigarrillo destruye de 25 a 40 mgr. de vitamina C.
Ayuda a la eliminación de metales pesados como el plomo, y protege de sustancia tóxicas como nitritos, insecticidas, ozono, radicaciones, disolventes, ect.

Datos de interés:
* El ácido ascórbico no es sintetizable por el organismo, por lo que se debe ingerir desde los alimentos que lo proporcionan: vegetales y frutas.
* Así como en los hombres el ácido ascórbico no es sintetizable por el organismo, los animales no pueden sintetizarlo tampoco, por tanto ningún alimento animal cuenta con esta vitamina.
* La vitamina C se oxida rápidamente y por tanto requiere de cuidados al momento de exponerla al aire, calor y agua. Por tanto cuanto menos calor se aplique, menor será la pérdida de contenido. Las frutas envasadas por haber sido expuestas al calor, ya han perdido gran contenido vitamínico, lo mismo ocurre con los productos deshidratados. En los jugos, la oxidación afecta por exposición prolongada con el aire y por no conservarlos en recipientes oscuros.
* Es la vitamina más vulnerable ya que la destruyen múltiples factores como; el contacto con el oxígeno, el agua clorada, el cobre de las tuberías, el contacto con la luz, la cocción (la destruye en un 40%), la larga conservación y almacenamiento, dejar los vegetales en remojo y el humo del cigarrillo.
* La vitamina C es soluble en agua, lo que significa que su exceso se elimina a través de la orina. Su más alta concentración en los órganos corporales se halla en las glándulas suprarrenales, partes de los ojos, músculos y grasa corporal.
* El exceso de vitamina C no es peligroso para la salud, pero puede provocar diarrea, cálculos en las vías urinarias y ardores de estómago. Por eso, lo fundamental es lograr una alimentación balanceada que le permita lograr el equilibrio en el organismo para mantenerse saludable y vital.
* Las personas propensas o con historial médico de litiasis renal y gota no deben tomar dosis elevadas de vitamina C.
*La piel y la flor de la naranja han sido tradicionalmente utilizadas en medicina natural. La piel contiene hesperidina y limonina, que son utilizados en el tratamiento de la bronquitis crónica.
Síntomas de déficit de vitamina C
Las encías sangran y se inflaman con facilidad.
Surgen o se forman hematomas y roturas capilares al más mínimo golpe.
Contraer enfermedades por virus con frecuencia
Las heridas o cortes tardan mucho en cicatrizar.
Padecer de anemia crónica.
Surgen arrugas prematuramente.
Hay dolores articulares o reblandecimiento óseo.
Los músculos están como cansados, débiles.
Sensación de fatiga y sentimiento de tristeza.
* La deficiencia produce escorbuto: hemorragias de pequeño y gran tamaño en la piel que se transforman en articulares; inflamación de folículos pilosos, hinchazón y hemorragia en las encías, entre otros síntomas que pueden conducir a la muerte.
Cuándo aumentar la ingesta la vitamina C:
Épocas de estrés crónico.
En momentos de adaptación a un intenso calor o frío.
En caso de ser fumador activo o pasivo.
Consumo habitual de alcohol u otras drogas.
Después de pasar fiebres altas.
Embarazo y lactancia
Niños durante toda la etapa de crecimiento.
Ancianos.
Internados en hospitales y postoperatorios.
Consumidores diarios de medicamentos.
Viviendo en ciudad.
Dietas muy carnívoras donde faltan vegetales frescos.
Consumo de vitamina C:
* Las dosis requeridas diarias de vitamina C no están definidas exactamente, sin embargo la FDA de Estados Unidos comprueba que con 60 mg/dia se mantiene un total corporal de un gramo y medio, cantidad suficiente para servir las demandas corporales de un mes. Por tanto, el consumo de una fruta cítrica por día, cumple con tales requerimientos.
* La vitamina C extraída de frutas o vegetales permanece en el organismo durante un periodo mucho más largo .
* Se elimina a las tres horas de ingerirla, por lo que debe tomarse varias veces al día. Se potencia en presencia de bioflavonoides (presentes en la capa blanca de los cítricos debajo de la piel), calcio y magnesio.
* La vitamina C es mejor tomarla fuera de las comidas a fin de no interferir en el proceso digestivo.
* Consumiendo un plato de vegetales crudos o un jugo de cítricos se obtiene la cantidad de vitamina C que necesita el organismo.
* Se recomienda tomar todas las mañanas un vaso de jugo natural de naranja o pomelo, o un kiwi. El promedio de mgrs de vitamina C de medio vaso de jugo de frutas cítricas; de 45 a 60 mg.

Fuentes alimentarias:
El grupo de alimentos más altos en contenido de vitamina C son las frutas y hortalizas crudas y frescas.

Acerola ; 1500 mgr.
Escaramujo; 1500 mgrs.
Guayaba; 250 mgrs.
Brécol o Brócoli; 210 mgrs.
Alfalfa germinada; 200 mgrs.
Perejil fresco; 200 mgr.
Pimiento crudo; 140 mgrs.
Grosella; 125 mgrs.
Fresas o Frutillas: 120 mgrs.
Rabanito; 120 mgrs.
Kiwi; 100 mgrs.
Hinojo crudo; 100 mgrs.
Col de Bruselas; 100 mgrs.
Berro; 60 mgrs.
Coliflor cruda; 70 mgrs.
Espinaca; 60 mgrs.
Colinabo; 50 mgrs.
Limón; 60 mgrs.
Pomelo; 55 mgrs.
Naranja; 50 mgrs.
Tomate; 30 mgrs.
Guisante o arveja, alverja, petit pois; 25 mgrs.
Papa o patata; 20 mgrs.
(Cantidad de vitamina C en mgrs/100 gr).

También continen vitamina C:

Cebolla, ajo, aguacate, albaricoque, arándano, cereza, ciruela,champiñones, chirimoya, dátil, espino albar, frambuesa, granada, higo, higo chumbo, mandarina, mango, manzana, manzana verde melocotón, melón, membrillo, mora, nectarina, níspero, palosanto, papaya, pasionaria, pera, piña, plátano, sandía, saúco, uva, zarzamora, almendra, altramuz, anacardo, avellana, cacahuete, castaña, coco, nuez, pistacho, acelga, alcachofa, apio, berenjena, boniato, calabacín, calabaza, cebollino, col china, coliflor, col lombarda, col repollo, col rizada, diente de león, endibia, escarola, espárrago, guisante, lechuga, llantén, maíz, mastuerzo, nabo, pepino, puerro (bulbo), remolacha , ruibardo, verdolaga, zanahoria, garbanzo, judías o porotos, soja, champiñón, jitomate.
La vitamina C no se halla en cereales, azúcar, levadura de cerveza y otros alimentos de este tipo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario