miércoles, 16 de febrero de 2011

LA ESTÉTICA DEL SER

La pregunta que planteo es: ¿Cómo llegar a la belleza interna?. Bajo mi experiencia como creador y facilitador de MIV – Meditación Integrada Vivencial, las personas acuden a mis seminarios de fin de semana, y cursos regulares, no sólo para realizar una serie de ejercicios que le sirven durante esos días, sino que éstos, a base de repetición diaria, hacen surgir en las personas emociones, alegrías y estar presentes en ellos mismos. Eso conlleva a un incremento del bienestar y todas las capacidades de nuestro organismo de regeneración celular y tisular, incrementando nuestro sistema inmunológico, hormonal, circulatorio, etc.

 
Claro que existen ejercicio dinámicos que incrementan todo lo dicho, aunque para mi todo lo que sea empezar el día realizando ejercicios de estiramientos, de respiración, de introspección, como puede ser la meditación, visualizaciones positivas… nos crea un anclaje positivo directo hacia el día que empieza. Empezar un nuevo día cada día. Tener una vida plena y lleva de sentido. Salir de la rueda del trabajo, casa, tele… empezar la vida con percepción de un adulto pero con la alegría y felicidad de un niño.

La propuesta es mejorar todos los aspectos de la vida. Saber estar solos sin perturbaciones externas ni internas. Realizar las cosas cuotidianas con más armonía y amor hacia si mismos
Los conceptos que integro dentro de MIV es trabajar la meditación de una forma práctica, mediante una serie de ejercicios, donde la vivencia de éstos hace que integremos y asimilemos lo recibido para luego aplicarlo a nuestra vida cotidiana.

Propuestas de ejercicio para realizar a primera hora del día:

1º Levantarnos de la cama, despegarnos de las sábanas, lavarnos la cara. Si es necesario mojarnos el pelo para despertarnos.
Realizamos unos estiramientos sostenidos y suaves, tanto del cuello como de la lumbar, brazos, piernas, muslos… estiramientos generales. Cualquier protocolo que se conozca es válido.

Ejercicio de respiración
Respirar es lo más importante de la vida. El aliento divino. Descendemos más hasta la punta del sacro, nuestro cóccix, para al expulsar el aire notar como se eleva éste a través de nuestra columna, que acompaña su expulsión y elevaciónTomamos conciencia corporal. El cuerpo no solo está determinado por nuestra mente, sino que cada parte de él es de vital importancia. ¿Crees que es más importante una pierna que tu cabeza? ¿O crees que es más importante tus riñones que tu corazón? Todo es importante porque cada una de las partes, cumple con su función en el equilibrio del sistema.
Para respirar correctamente, debemos al inspirar, hacer llegar la respiración hasta aproximadamente cuatro dedos debajo del ombligo. Ahí tenemos un centro energético de nuestro organismo, denominado HARA. Los chinos lo determinan como un punto de acupuntura llamado GUANYANAN o 4 de Ren Mai (vaso concepción). En la conexión con el Hara, calentaremos también a nuestros órganos genitales, que corresponden a nuestra energía sexual (va ligada directamente a nuestra fertilidad, nuestro placer en todos los sentidos, no simplemente sexual) repartiendo la energía por el páncreas, el riñón y el hígado


NOSOTROS DETERMINAMOS EL RITMO DE NUESTRA VIDA.

Lluís Domínguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario